Freidora sin aceite. Comida sana y rápida. Ahora sí es posible.


¿Prefieres que tus alimentos salgan crujientes? Tanto si piensas en un rico pollo, unas patatas o esas deliciosas empanadillas. Todo esto lo podrás preparar con la freidora sin aceite sin moverte de casa. Estos aparatos nos dan la oportunidad de dar unos resultados iguales por cualquier parte del alimento, sabrosos y en su punto sin que nada se pegue y en poco tiempo.

No pasa desapercibido que existen muchos tipos de freidoras, y es muy fácil perderse. Todas no obstante cumplen la misma función básica, pero son las características como el material, el control de temperatura y sobre todo la capacidad (normalmente medida en litros) lo que las van a diferenciar.

Existe esa freidora perfecta, y es la que corresponde al 100% con tus exigencias. Como vemos, no hay un único tipo de freidora disponible, por lo tanto se hace imprescindible conocer las distintas opciones a nuestro alcance para poder elegir correctamente. ¿Eras consciente de que no todas las freidoras usan aceite de oliva como medio conductor? ¿y que las hay que nos ayudan a ahorrar en la factura de la luz?

Debido al éxito de estos electrodomésticos el mercado está lleno de freidoras, desde las de toda la vida a las más modernas como las freidoras sin aceite. Lo ideal es dar con la que más se aproxime a tus necesidades, con un diseño que te guste y acorde al resto de la estancia.

Aún se pueden encontrar por ahí freidoras que no usan electricidad de acero, con su cestillo característico. Hoy en día las la gran mayoría usan todas ellas la electricidad para calentar. Lo más importante es conocer cómo usarla correctamente. Las freidoras sin aceite poseen un termostato con el que seleccionar la temperatura de la fritura, por lo que deberás investigar un poco antes según el tipo de alimento a cocinar.