Un televisor de 50 pulgadas para compartir


Las 50 pulgadas es un tamaño intermedio para precisamente estancias de mediano tamaño. La compra de un televisor de este tanaño da una ventaja que no hay que pasar por alto, y es que nos valdrá para un salón y también para una terraza o un dormitorio grande. Para aquellos que quieran dicha versatilidad, se debe considerar las 50″ definitivamente.

¿Es caro un televisor de 50″?

Por supuesto a la hora de comprar siempre hay que tener en cuenta el precio, entre tanta información no es raro dar con el mismo modelo a precios muy diferentes. Debes asegurarte que compras el modelo que quieres dentro de la diversidad existente. En nuestro equipo hemos seleccionado una lista con los televisores más vendidos de cada categoría, por lo que te será muy fácil encontrar directamente y ahorrando algo de tiempo y dinero.

Cómo de lejos ha de estar un televisor de 50 pulgadas

En general, cuanto más grande sea la pantalla, el espectáculo será mayor. Para el salón, el tamaño mínimo es de 32 pulgadas. Los modelos más pequeños son adecuados para un dormitorio o una oficina. Además un tamaño reducido es ideal para una cocina. Para saber qué tamaño es el más adecuado para tí, hay que considerar el tamaño de la habitación, la distancia entre sofá y la televisión y tus preferencias. Podrás acercarte más si tienes 4K sin ver borrosidad ni aparición de píxeles, lo que te permite una pantalla mayor a pesar de una distancia reducida y disfrutar de de una intensa experiencia de visión. Para un televisor 4K, la distancia ideal mínima será aproximadamente a 1,5 veces la diagonal de la pantalla (recuerda pasar de pulgadas a cm), o aproximadamente 2 metros. Por el contrario para televisores Full HD, tendría que ser aproximadamente 1,7 veces dicha diagonal para verse correctamente.

Tecnologías disponibles de las pantallas

Hay dos tipos comunes de televisores: Pantalla de cristal líquido con retroiluminación LED, y televisores OLED (organic light emitting diode). Los televisores OLED no tienen una luz de fondo separada. Por el contrario, cada píxel OLED produce luz. Como la iluminación viene en concreto del píxel y no de una luz por detrás de éste, la imagen tiene un contraste muy alto y negros particularmente profundos. Además, un televisor OLED ofrece lo que se llama color natural, porque no hay distorsión de color por causa de la luz de fondo. El bajo consumo de energía y un amplio ángulo de visión son otras pequeñas ventajas de la tecnología OLED.

Resolución adecuada

La resolución es un criterio de compra imprescindible. Hace referencia a la cantidad de píxeles de la pantalla de la TV. La resolución va a determinar la nitidez de la imagen. Una resolución Full HD (1080p) es lo usual para pantallas planas. Pero en algunos modelos normalmente de tamaño reducido, todavía usan una resolución HDTV de 1280×720 (720p). La gran mayoría de televisores hoy vienen con Ultra HD (UHD): En vez de 1920*1080 píxeles (Full HD), una imagen en UHD contiene 3840×2160 píxeles, es decir, 4 veces más que su equivalente Full HD. UHD mejora muchísimo la calidad. Los píxeles adicionales proporcionan mayor definición de bordes, una representación más cercana a una visión naturaly una pantalla con detalles que no serían visibles. Al tener casi 4000 píxeles de ancho y 2160 píxeles de alto, a menudo se lo denomina 4K o 2160p. 4K será por tanto la resolución perfecta para TVs grandes.

Otros comercios