Electrolux ha avanzado bastante en el mercado con sus nuevas lavadoras.


La empresa Electrolux con orígnes suecos, ha puesto todo su conocimiento en la fabricación de estos electrodomésticos, por lo que las lavadoras de su marca son una buena elección para la gama media. Mención especial ha de hacerse con sus lavadoras estrechas para aprovechar más los pequeños huecos que tengamos disponibles.

A menudo, son las dimensiones de la lavadora las que condicionan si se puede poner en el espacio asignado o no. En general las lavadoras con tambor en la parte delantera tienen un cajón frontal y normalmente tienen 60 cm de ancho. A su vez, una lavadora con tambor de carga superior tendrá una dimensión estándar de 40 cm y suele ser más baja. Por lo tanto, el ancho y la altura de una lavadora pueden ser más o menos estándard, pero la profundidad es más variable. Dependiendo de la mayor o menor capacidad y el modelo, tu lavadora tendrá más o menos profundidad. Es por tanto una medida a verificar. También tenga en cuenta que también necesitará un poco de espacio detrás de la máquina para las conexiones.

El giro del centrifugado es una cifra que va a diferenciar a un modelo de otro. Un mayor número de RPMs tiene, de por sí, poca importancia en el resultado con respecto a la limpieza pero sí en el secado de la prenda al terminar el ciclo.

Es aconsejable acertar con la capacidad que más interese. Para una familia de una o dos personas bastará una lavadora con una capacidad de 7 kg. Para familias con más miembros de hasta 5 integrantes deberían elegir una lavadora con una capacidad de llenado de 9 kg. Para capacidades más grandes se justifican para familias muy grandes o para casos muy concretos como poner la lavadora 1 vez a la semana con una bolsa grande de ropa sucia.

Tenemos que tener en cuenta que casi todos los hogares poseen con una lavadora, y este electrodoméstico representa de media el 5% del coste en electricidad de un hogar.

Una lavadora Electrolux es un gran electrodoméstico, y por tanto con un cierto consumo de energía. De la misma manera que con un congelador o un frigorífico, la adquisición de un modelo económico en términos energéticos puede permitirte ahorrar bastante al final del año. Hay que reconocer que una lavadora no tiene un funcionamiento continuo, pero siempre es importante.