Poner la lavadora y/o secadora en torre. Una idea brillante.


La idea de utilizar estos kits para posicionamiento en torre permite añadir bandejas, módulos adicionales para guardar y cajones, a la par de poner en posición más cómoda estos electrodomésticos.

Usualmente, son las dimensiones de la lavadora las que determinan si se puede instalar en el espacio disponible o no. En general las lavadoras con tambor en la parte delantera tienen un cajón frontal y generalmente poseen 60 cm de ancho. En cambio, una lavadora con tambor de carga superior tendrá una dimensión normalizada de 40 cm y suele ser más baja. Por lo tanto, el ancho y la altura de una lavadora pueden estar más o menos estandarizados, mientras que la profundidad es más variable. Dependiendo de la mayor o menor capacidad y el modelo específico, una lavadora será más o menos profunda. Mejor comprobamos antes. También recuerde que también necesitará algo de hueco detrás de la máquina para las conexiones.

Es interesante tener en cuenta que casi el 100% de los hogares poseen con una lavadora, y este electrodoméstico representa aproximadamente el 5% del coste en electricidad de un hogar.

El centrifugado, o más concretamente la velocidad de giro es un valor que va a distinguir a un modelo de otro. Un mayor número de revoluciones por minuto tiene, de entrada, poca importancia en el resultado final de limpieza pero sí en el secado de la prenda al terminar el ciclo.

Es aconsejable acertar con la capacidad que más le convenga. Para casas con una o dos personas suele ser suficiente una lavadora con unos 7 kg de capacidad. Las familias con más miembros de hasta cinco personas deberían elegir una lavadora con capacidad de hasta 9 kg. Para necesidades mayores se justifican para familias muy grandes o para casos muy concretos como poner la lavadora 1 vez a la semana con una gran bolsa de ropa sucia.

Una lavadora y secadora en torre es un gran electrodoméstico, y por tanto con un cierto consumo de energía. De la misma manera que con un frigorífico o un congelador, la elección de un modelo de bajo consumo puede permitirte un ahorro sustancial. Hay que reconocer que una lavadora no se usa de forma continua, pero siempre es importante.

Al elegir una lavadora y secadora en torre altamente eficiente, se conseguirán grandes ahorrros que convendrá tener en cuenta a la hora de elegir el modelo que más nos guste.