Actualiza tu salón con una nueva lámpara de techo. Te sorprenderás


Las lámparas de techo, sacan todo su explendor en estancias amplias como el salón. En este tipo de habitaciones podremos incrementar un poco el tamaño o simplemente poner 2 luminarias para que la luz quede perfectamente repartida.

Funcionalidad

La lámpara es un accesorio imprescindible para iluminar mejor cualquier espacio. Esto no solo sirve para ser más preciso y productivo, sino también a tener la vista menos cansada. El inconveniente es que existe muchísima variedad en el mercado y la elección puede ser complicada. Te vamos a ayudar listando las más valoradas y vendidas.

Iluminación: No cometas el error de no tenerla en cuenta

La iluminación suele ser un tema olvidado en decoración. La luz te permite resaltar colores y definir formas.Usa mejor cuando sea posible colores cálidos, que den calidez y ánimo a las distintas estancias. También da preferencia a los nuevos utensilios de iluminación. Estos se adaptan mejor a las tendencias decorativas actuales y resaltan diferentes estilos: diseño, escandinavo, industrial, etc.

La iluminación y nuestro organismo

El iluminar no solo provoca bonitos efectos (contrastes, percepciones, intensidad, formas, etc.)… también afectará desde el punto de vista biológico y psicológico. En concreto, puede afectar el sueño, el conocimiento, el estado de ánimo y, por tanto, la calidad de vida. Su influencia trasciende lo meramente estético.

La saturación y el brillo de cada color

Todo color en iluminación biene definido por estos dos parámetros entre otros . Los profesionales del interiorismo tienen muy claro estos conceptos. El brillo es la cantidad de luz emitida por una fuente de luz, normalmente se expresa en lux o lúmenes. Muchos estudios constatan que una luz suficientemente brillante puede hacer que las emociones sean más intensas, mientras que una luz más tenue las atenúa. Si eres más impulsivo, opta por luces con poca luminosidad, ya que funcionan mejor a la hora de tomar decisiones.

Ciclos

El reloj interno que todos tenemos está controlado, principalmente, por por 2 hormonas: la melatonina, conocida como la hormona del sueño, y serotonina, que condiciona nuestros niveles de energía y vitalidad. La producción de melatonina aumenta en condiciones de penumbra (por la noche), mientras que la producción de serotonina aumenta con la luz diurna.