Alumbra desde el techo con una lámpara dorada


Cuando de iluminación se trata, dar un toque de elegancia no siempre es fácil, pero una simle lámpara de techo de color dorado puede darnos ese punto de contraste que la habitación necesita.

La iluminación y nuestro organismo

La luz no solo crea efectos visuales (contrastes, percepciones, intensidad, formas, etc.)… también tiene efectos biológicos y psicológicos decisivos sobre la salud y el bienestar de los ocupantes. De hecho, puede afectar el sueño, el conocimiento, el estado de ánimo y, por extensión, la calidad de vida. Por lo tanto, la luz no solo juegan un papel estético.

Tipos de lámparas

Las lámparas de pie verticales, las suspendidas en el techo y las parecidas a candelabros aportan luz a los salones. Además, a la hora de elegirlos, debes tener en cuenta sus dimensiones.Las llamadas de sobremesa como la lamparilla de noche y la pensada para posar sobre una mesa proporcionan una luz difusa en el salón, las zonas de relax, los dormitorios y el comedor.Los focos de bajo consumo energético son adecuados para cuartos que requieren una luz intensa, por ejemplo, baños, encimeras de cocina y oficianas. Y no debes pasar por alto que los apliques colgados en las paredes deben estar parcialmente tapados para evitar que deslumbren.

Importancia de tener en cuenta la luz

La luz se descuida erróneamente en la decoración de interiores. Te permite esculpir sombras y resaltar colores.Usa mejor cuando sea posible colores cálidos, que añadan animosidad y calidez a las estancias. También da preferencia a los nuevos utensilios de iluminación. Estos se adaptan mejor a las tendencias decorativas modernas y resaltan diferentes estilos: nuevo diseño, industrial, sueco, etc.

Funcionalidad

La lámpara es un accesorio imprescindible para iluminar mejor cualquier espacio. Esto no solo le permite ser más productivo y más preciso, sino también a a sentirse más cómodo en su habitación. El inconveniente es que existe muchísima variedad en el mercado y la elección puede ser compleja. Te facilitamos la vida aportando las más valoradas y vendidas.

Ciclos

Nuestro reloj interno (o ciclo circadiano) está controlado por por 2 hormonas: la melatonina, llamada la hormona del sueño, y serotonina, que establece nuestros niveles de energía y vitalidad. La producción de melatonina aumenta en condiciones de penumbra (durante la noche), y al contrario la producción de serotonina aumenta con la luz del día.