Tu NAS se merece este disco duro. Las mejores ofertas para altas prestaciones.


No, no todos los disco son iguales, y un uso tan específico como un NAS que estará en funcionamiento constante y acceso de varios usuarios de manera concurrente será de los más exigentes. Te mostramos los mejores, y por tanto los más vendidos en esta categoría.

Los discos de estado sólido (SSD) han ganado mucha aceptación. Son mucho más rápidos en tasas de transferencia de datos, y más reducidos en tamaño. No obstante, suelen soportar menos ciclos de lectura/escritura que sus hermanos HHD.

Los discos duros que se presentan pueden contener tus datos más valiosos, y pueden ser transmitidos entre distintos dispositivos.

Nuestro consejo es que la adquisición de un disco duro para NAS se vea como una inversión. Una inversión para incrementar la capacidad de almacenamiento, o como elemento clave dentro de un procedimiento de backup.

A la hora de hacer uso de un disco duro para utilizarlo en un NAS debemos considerar la necesidad de conectarlo a nuestra red, ya sea mediante un cable ethernet o mediante wifi.