Impresora con bluetooth: La solución barata a un problema caro.


En muchas ocasiones no necesitamos que una impresora tenga opción de WiFi. Para ciertas aplicaciones nos basta con una impresora Bluetooth. Por ejemplo una impresora térmica de un comercio.

Tenga presente que un lector de tarjetas externas (SD, SDHC, etc.) y un puerto USB además pueden ser un plus si desea imprimir documentos o fotos sin tener que encender el ordenador. Del mismo modo, muchas impresoras tienen tecnologías de red y nube para poder imprimir sin más desde su teléfono inteligente.

Podemos ver que entre los distintos modelos de impresora, nos encontramos algunos más usuales como las impresoras de inyección de tinta y las impresoras láser. Incluso las hay más específicas como las impresoras tipo térmicas, que se usan por ejemplo, en en los supermercados.

La tecnología de oficina está en constante evolución, y se desarrollan cada día nuevas soluciones de impresón, siempre más prácticas y eficientes, incluidas las modernas impresoras para 3 dimensiones.

Fundamental es calcular el coste en conjunto de la impresora bluetooth, pues vamos a estar varios años usándola. El coste por página: se puede estimar con el precio de los consumibles dividido por el número de páginas de autonomía. Hay que tener en cuenta que el número de páginas posibles variará dependiendo del modo de impresión (borrador, estándar, alta definición), el tipo de formato (fotografía o texto) o incluso el tipo de papel utilizado. El coste del consumible: para ser más económicos en la utilización y la rentabilidad, mejor cartuchos con colores independientes o bien elegir una impresora con un tanque de tinta. El coste del propio papel: una impresora que pueda imprimir a doble cara permitirá reducir mucho tu coste de papel.