Estas son las 6 impresoras de etiquetas más deseadas.


Cuando se trata de organizar o dejar identificado algo, las impresoras de etiquetas son las mejores. Su función específica las hacen ideales para estas tareas. También se usan en el ámbito industrial. La aplicación específica va a depender de tu caso, pero los precios bajos son una ventaja frente al resto. El soporte de vinilo también es barato y resistente. Sus usos van desde el púramente personal a servicios de etiquetas para envíos en un negocio pequeño.

Vamos a calcular el coste total de la impresora de etiquetas, pues estaremos varios años haciendo uso de ella. Coste asociado a cada página impresa: se puede calcular con el precio de los consumibles dividido por el número de hojas de autonomía. Hay que tener en cuenta que el número de páginas puede variar dependiendo del modo de impresión (estándard, borrador), los documentos impresos (fotografía o texto) o incluso el tipo de papel usado. El coste del cartucho: para optimizar la utilización y la rentabilidad, preferibles cartuchos de colores que estén separados o elegir una impresora con un depósito de tinta. El coste del papel: una impresora a doble cara te permitirá bajar mucho tu coste de material donde imprimes.

Al contrario que otros dispositivos, es mejor no conectar directamente la impresora recién adquirida al ordenador. Si usa el driver por defecto seguramente funcionará, pero el controlador que tomará por defecto seguramente no sea el más adecuado. Sobre todo cuando es un modelo de multifunción (con email, escáner, etc)

Podemos ver que entre los distintos modelos de impresora, nos encontramos clásicos como las impresoras de tinta y las impresoras láser que usarán toner. También las hay mucho más específicas como las impresoras tipo térmicas, que se utilizan por ejemplo, en en los supermercados, pero las de etiquetas son muy adecuadas para un uso personal. Las aplicaciones son muchas.

Tenga en cuenta que un lector de tarjetas de memoria (SD, SDHC, etc.) o un puerto USB también pueden ser un plus si tienes que imprimir documentos o fotos sin tener que tener que tener el ordenador encendido. De igual manera, algunas impresoras vienen preparadas con tecnologías de red y nube para permitirle imprimir directamente desde su teléfono inteligente.

Para el uso en el hogar, tanto por motivos de estética como prácticos, es preferible elegir una impresora con conexión wifi, y si tuviera que elegir entre dos impresoras con conexión wifi, mejor elegir la impresora con wifi directo. El bluetooth también es una opción adecuada si no nos hace falta la impresión en remoto.