Ahorra mucho dinero con una impresora láser monocromo.


Cuando ya tenemos claro que nuestras necesidades de impresión en color son pocas o ninguna, la elección inteligente es comprar una impresora láser monocromo, y usar un servicio externo cuando tengamos que imprimir en color esporádicamente. Sencillamente ajustamos a nuestras necesidades reales. Imprimir 4 fotos al año sale más barato con servicios de terceros.

La tecnología usada en la oficina está en constante evolución, y se desarrollan cada día nuevas soluciones de imprimir, siempre más directas y eficientes, incluidas las últimas impresoras para 3 dimensiones.

Al contrario que otros dispositivos, es mejor no conectar directamente una impresora que acaba de comprar al ordenador. Si lo hace es muy posibe que funcione, pero el controlador usado por defecto seguramente no sea el más adecuado. Esto es especialmente verdad cuando tratamos con un modelo de multifunción (con fotocopiadora, escáner, etc)

Es importante calcular el coste en conjunto de la impresora laser monocromo, pues vamos a estar varios años usándola. Coste asociado a cada página impresa: se puede estimar con el precio del consumible dividido por el número de hojas que podemos usar aproximadamente con ese consumible. Tenga en cuenta que el número de hojas puede variar dependiendo del modo de impresión (borrador, estándar, alta definición), los documentos impresos (texto o fotos) o el tipo de papel usado. El coste del cartucho: para ser más económicos en la utilización y la rentabilidad, preferibles cartuchos con colores independientes o bien elegir una impresora con un tanque de tinta. El coste del medio de impresión: una impresora a doble cara te permitirá bajar casi a la mitad tu presupuesto de papel.

Tenga presente que un lector de tarjetas de memoria (SDHC, SD, etc) y/o un puerto USB también pueden ser un plus si desea imprimir archivos sin tener que encender el ordenador. Del mismo modo, algunas impresoras vienen preparadas con tecnologías de nube y red para permitirle imprimir directamente desde su teléfono móvil.

En casa, tanto por motivos de orden como prácticos, es mejor comprar una impresora con conexión wifi, y si dudas entre dos impresoras con conexión wifi, mejor elegir la impresora que tenga wifi directo.