Consigue la mejor impresora laser. Las ofertas más destacadas


Cuando ya llevas muchos años pasando de impresora en impresora te das cuenta de varias cosas: La primera es que eres consciente que nunca vas a poder prescindir de una por mucho que se haya digitalizado todo, y segunda: que todo tiene un coste.

En la actualidad ya no necesitamos tanto un escáner o una fotocopiadora (el móvil sustituye a lo primero y lo segundo cada vez se usa menos). Por eso en muchas ocasiones lo que queremos es simplemente imprimir con calidad y a bajo precio, y eso lo conseguiremos con una impresora láser.

Vamos a calcular el coste total de la impresora laser, pues estaremos varios años usándola. El coste por página: se puede estimar con el precio de los consumibles entre el número de hojas que podemos usar aproximadamente con ese consumible. Aquí hay que tener en cuenta que el número de hojas variará dependiendo del modo de impresión (borrador, estándar, alta definición), el tipo de documento (fotografía o texto) o incluso el tipo de papel usado. El coste del cartucho: para optimizar el uso y la rentabilidad, mejor cartuchos con colores independientes o bien elegir una impresora con un tanque de tinta. El coste del papel: una impresora que pueda imprimir a doble cara permitirá reducir mucho tu coste de material donde imprimes.

A diferencia de otros dispositivos, merece la pena no conectar directamente la impresora recién adquirida al ordenador. Si lo hace es muy posibe que funcione, pero el controlador usado automáticamente es posible que no sea el más adecuado. Sobre todo cuando tratamos con un modelo de multifunción (con email, escáner, etc)

En casa, tanto por motivos estéticos como prácticos, es preferible elegir una impresora con conexión inalámbrica, y si dudas entre dos impresoras con conexión wifi, mejor optar por la impresora con wifi directo.

Tenga en cuenta que un lector de tarjetas externas (SDHC, SD, etc) y/o un puerto USB además pueden ser un plus si desea imprimir documentos sin tener que encender el ordenador. De igual manera, algunas impresoras están equipadas con tecnologías de nube y red para poder imprimir sin más desde su teléfono móvil.

En la propia oficina, la tecnología que se usa está en constante desarrollo, y se desarrollan cada día nuevas formas de imprimir, siempre más prácticas y eficientes, incluidas las modernas impresoras para 3 dimensiones.