Con un monitor de 27 pulgadas podrás trabajar mucho mejor


De forma teórica, una pantalla como la de un monitor de 27 pulgadas debería apreciarse correctamente si se observa desde un ángulo vertical u horizontal pronunciado.

Desafortunadamente esto no siempre se cumple y con ciertos tipos de pantalla hay un rápido deterioro en la calidad de la imagen (en colores, brillo o contraste).

En todo caso, a la hora de desembolsar cierta cantidad de dinero tenemos que tener presente los años que podremos disfrutar del equipo que compremos. Es seguro que pasados unos años cambiaremos de ordenador, pero nuestra pantalla la reutilizaremos. Tenedlo en cuenta, que la salud de vuestros ojos tiene un precio.

Rapidez en la respuesta

Es el tiempo en milisegundos que tarda un único pixel en transitar de blanco a negro y viceversa. Cuanto menor sea este valor, más se dice que la pantalla es reactiva y es más probable que sea más del agrado de un fanático de los videojuegos. Sin embargo, esta característica no es importante para uso de oficina.

Quizás sea el precio más ajustado si lo medimos en €/pulgadas. Aprocecha el momento.

Conectividad. Cada vez más importante

Dependiendo de sus características y precio, cualquier pantalla puede recibir la imagen a reproducir a través de varios tipos de conectores: VGA: este es un conector prácticamente obsoleto… Este conector analógico todavía está presente en algunos ordenadores pero pronto ya ni nos acordaremos. Conector digital DVI: Este último existe en diferentes versiones que permiten definiciones y rendimiento cada vez más altos. Además existe una versión analógica (DVI-A), que será raro verla.El muy conocido HDMI: En la actualidad es el más usado. Se encuentra en casi todos los equipos más recientes. Existen básicamente pocas versiones: HDMI 1.4 que es suficiente para la mayoría de las aplicaciones y la versión 2.0, que permite más rendimiento del vídeo (, sobre todo en refresco y definición). Finalmente también tenemos la versión HDMI 2.1 con mayores velocidades. DP o DisplayPort: Para PCs y también otros dispositivos y permiten un rendimiento incluso superior al HDMI 2.0. USB C o 3.1: Cada vez vemos más dispositivos con un conector USB C reversible por lo que no hay forma de equivocarse. Thunderbolt: utilizado básicamente por Apple, incluyendo variantes que aventajan al USB-C.

El refresco es importante

El refresco es el número de imágenes que podrá mostrar el monitor de 27 pulgadas en un segundo (expresado en Hz). Los valores típicos son 50 o 60 Hz. En monitores de uso general, estos valores son suficientes para mostrarnos una imagen perfecta. No obstante, son demasiado débiles para los gamers, para quienes este valor es muy importante.

Comodidad con el tamaño correcto

Ya pasamos mucho tiempo usando la pantalla de un ordenador. Por tanto, es importante poder instalar el monitor de 27 pulgadas de tal forma que pueda usarse con comodidad. De manera ideal, deberían estar presentes dos características para garantizar esa comodidad: un soporte ajustable en altura y otro para poder variar la inclinación vertical. O un sistema casero similar. algunos monitores están equipadas con tomas USB adicionales, para instalar fácilmente algún otro periférico o servir como concentrador para otro portátil, o para  conectar un ratón, teclado, etc.

Contraste para un monitor de 27 pulgadas de diagonal

La luminosidad es la intensidad de luz máxima (con unidades de candela por cada metro cuadrado) emitida por la pantalla. Normalmente varían desde 175 a 375 cd/m². En ambientes claros es mejor que este valor sea alto.El contraste se expresa por la relación entre el brillo de la pantalla completamente negra y completamente blanca. Sus valores normales están entre 650 y 1100.

La importancia de los colores

En el mundo real el monitor de 27 pulgadas solo es capaz de mostrar un número finito de colores. A mayor número de colores posibles, más real será la reproducción de la imagen. El espacio colorimétrico de las pantallas se especifica comparándolo con el espacio estándar RGB (sRGB). El resultado se expresa como % de este estándar. Cuanto mayor sea este número, más colores podremos representar.