Los monitores gaming que no te puedes perder.


Atrás quedan los tiempos en los que jugar era cosa básicamente del software y de tu habilidad. SEsta actividad lúdica se ha ido poco a poco profesionalizando, y hoy en día se lleva al extremo para poder sacarle todo el partido. Más adictivos que nunca, la competitividad es la tónica, y tener un buen equipo a tu favor puede marcar la diferencia. Te ofrecemos los mejores monitores gaming de hoy en día para que te sea más fácil la elección.

El refresco es importante

El refresco es el número de imágenes que podrá mostrar el monitor gaming en un segundo (medido en hertzios). Los valores usuales son 50 o 60 Hz. En monitores para oficina o estudio, estos valores son más que suficientes para garantizar una imagen perfecta. No obstante, son demasiado débiles a los ojos de los jugadores, para quienes este factor es el más importante.

En condiciones ideales, una pantalla como la del monitor gaming debería verse correctamente si se observa desde un ángulo vertical u horizontal pronunciado. Por desgracia esto no siempre es así y con ciertos tipos de pantalla hay un rápido deterioro en la calidad de la imagen (brillo, contraste y/o colores).

Ergonomía en tu entorno

Ya pasamos mucho tiempo delante de la pantalla de un ordenador. Por lo tanto, es importante poder instalar el monitor gaming de tal forma que pueda usarse con comodidad. De manera ideal, deberían estar presentes dos ajustes para garantizar esta comodidad: un ajuste en altura y la posibilidad de inclinar la pantalla hacia atrás. O un sistema casero similar. Algunas pantallas están equipadas con tomas USB adicionales, para poder conectar fácilmente otro periférico o servir como estación de acoplamiento para otro portátil, o si queremos  conectar un ratón, teclado, etc.

Las conexiones más usuales que veremos

Dependiendo de su vigencia y el precio, una pantalla recibirá la imagen del PC a través de varios tipos de conectores: VGA: este es un conector con poco uso ya… Este dinosaurio de los conectores todavía persiste en algunos ordenadores pero está desapareciendo rápidamente. DVI: Este tipo de conexión existe en diferentes versiones que permiten definiciones y rendimiento cada vez más altos. Además existe una versión con mismo formato pero analógica (DVI-A), que ya no veremos muy a menudo.El muy conocido HDMI: Hoy en día es más conocido. Se encuentra en los equipos más recientes. Existen básicamente pocas versiones: HDMI 1.4 que es más que suficiente para la mayoría de las aplicaciones y la versión 2.0, que permite más rendimiento del vídeo (, sobre todo en refresco y definición). Finalmente también tenemos la versión HDMI 2.1 con más velocidad de transferencia incluso. Display Port: Para PCs y también otros dispositivos y permiten un rendimiento incluso superior al HDMI 2.0. USB C o 3.1: Dada la proliferación actual de dispositivos que vienen ya con un conector USB-C reversible por lo que no hay forma de equivocarse. Thunderbolt: utilizado principalmente por Apple, con versiones superiores al USB-C.

 

Contraste en un monitor gaming

La luminosidad es la intensidad máxima de luz (en cd/m² o candelas por m²) emitida por la pantalla. Estos valores usualmente varían desde 200 a 400 cd/m². En ambientes claros es mejor que este valor sea alto.Por contraste en cambio entendemos la relación entre el brillo de la pantalla toda blanca y la pantalla toda en negro. Valores entre 600 y 1000 aprox. son normales.

Rapidez en la respuesta

Es la medida (en milisegundos) del tiempo que tarda un píxel en pasar de negro a blanco y luego de nuevo a negro. Cuanto más pequeño el tiempo de esta transición, la pantalla será más reactiva y es más probable que sea más del agrado de un fanático de los videojuegos. En cambio, si es para trabajo de oficina, la velocidad no será importante.

Reproducción de los colores

En el mundo real el monitor gaming solo podrá ofrecer un cierto número de colores. A mayor número de colores posibles, más fidedigna será la imagen mostrada. El espacio de colores de las pantallas se especifica comparándolo con el espacio estándar RGB (sRGB). El resultado se expresa como % de este estándar. Cuanto mayor sea este número, más rica será la paleta de colores disponibles.