Estos monitores reunen todo lo necesario para exprimir la PS5.


No merece la pena que paguemos mucho dinero por tener la última novedad en consolas y luego nuestro monitor no de la talla. Estaremos tirando el dinero. Por otro lado, tampoco tendremos que desembolsar mucho si escogemos entre las mejores ofertas que os hemos mostrado de monitores para PS5

Tiempo de respuesta

Es el tiempo en milisegundos que tarda un único pixel en transitar de blanco a negro y viceversa. Cuanto menor sea este valor, más se dice que la pantalla es reactiva y es más probable que le guste a un gamer. Sin embargo, en entornos de oficina este factor no es importante.

El refresco es importante

El refresco es el número de imágenes mostradas en un segundo (expresado en Hz). Los valores típicos son 60 o 50 Hz. En monitores de uso general, estos valores son suficientes para mostrarnos una imagen estable. Sin embargo, son demasiado bajos a los ojos de los jugadores, para quienes este valor es fundamental.

Contraste en un monitor para PS5

La luminosidad es la intensidad de luz máxima (en cd/m²) que la pantalla puede emitir. Normalmente varían de 175 a 375 cd/m². Para una buena lectura será mejor un valor alto.El contraste se expresa por la relación entre el brillo de la pantalla completamente negra y completamente blanca. Los valores entre 600 y 1000 generalmente son los usuales en monitores para consumo.

Idealmente, una pantalla como la del monitor para PS5 debería verse de manera perfecta si se observa desde un ángulo vertical u horizontal pronunciado. Desafortunadamente esto no siempre es así y en ciertos monitores hay un apreciable deterioro en la calidad de la imagen (en colores, brillo o contraste).

Conectividad

Dependiendo de su antigüedad, rendimiento y precio, cualquier pantalla recibirá lo que tenga que representar a través de varios tipos de conectores: El anticuado VGA: este es un conector con poco uso ya… Este dinosaurio de los conectores todavía persiste en algunos ordenadores pero cada vez se ve menos. Conector digital DVI: Este último existe con diferentes especificaciones que permiten definiciones y rendimiento cada vez más altos. Además existe una versión que permite una conexión analógica (DVI-A), que también tiende a desaparecer.HDMI: actualmente es el todoterreno. Se encuentra en los ordenadores más modernos. Existen básicamente pocas versiones: HDMI 1.4 que es más que suficiente para la mayoría de los usuarios y la versión 2.0, que permite un mejor rendimiento del vídeo (, sobre todo en refresco y definición). Finalmente también tenemos la versión HDMI 2.1 con más velocidad de transferencia incluso. Display Port: Para PCs y también otros dispositivos superando al HDMI 2.0. Conector USB 3.1 o USB C: Dada la proliferación actual de dispositivos que vienen ya con un conector USB-C reversible muy práctico. Conector tipo Thunderbolt: utilizado básicamente por Apple, incluyendo versiones con rendimientos superiores a USB C.

Ergonomía y limpieza en el escritorio

No es raro pasar mucho tiempo delante de la pantalla de un ordenador. Por lo tanto, es importante posicionar el monitor para PS5 de tal forma que pueda usarse cómodamente. Teóricamente, deberían tener dos ajustes para garantizar esta comodidad: un sistema de ajustar la altura y otro para poder variar la inclinación vertical. O un sistema casero similar. algunos monitores están equipadas con tomas USB adicionales, para poder conectar fácilmente algún otro periférico o servir como concentrador para otro ordenador portátil, para  conectar un teclado, ratón, etc.

Colores

En el mundo real el monitor para PS5 solo puede mostrar un número limitado de colores. A mayor número de colores posibles, más real será la reproducción de la imagen. La gama de colores de las pantallas se especifica comparándolo con el espacio estándar RGB (sRGB). El resultado se expresa en % de ese estándar. Cuanto mayor sea este número, más colores podremos representar.