El top 6 de los monitores de Xiaomi


Tiempo de respuesta

Es la medida (en milisegundos) del tiempo que tarda un píxel en pasar de negro a blanco y luego de nuevo a negro. Cuanto menor sea este valor, más se dice que la pantalla es reactiva y es más probable que le guste a un gamer. Sin embargo, en entornos de oficina este factor no es importante.

Ergonomía

Ya pasamos mucho tiempo delante de la pantalla de un ordenador. Por lo tanto, es importante poder instalar el monitor Xiaomi de tal forma que pueda usarse cómodamente. Idealmente, deberían estar presentes dos ajustes para garantizar esta comodidad: un sistema de ajustar la altura y la posibilidad de inclinar la pantalla hacia atrás. O un sistema casero similar. algunos monitores están equipadas con tomas USB adicionales, para poder conectar fácilmente algún otro periférico o servir como concentrador para otro ordenador portátil, o para  conectar un ratón, teclado, etc.

Idealmente, una pantalla como la de un monitor Xiaomi debería apreciarse de manera correcta si se mira con un ángulo vertical u horizontal pronunciado. Desafortunadamente esto no siempre es así y con ciertos tipos de pantalla hay un rápido deterioro en la calidad de la imagen (en el contraste, los brillos o los colores por ejemplo).

Reproducción de colores

En el mundo real el monitor Xiaomi solo puede reproducir un número limitado de colores. Cuantos más colores pueda representar, más fidedigna será la reproducción de la imagen. El espacio colorimétrico de las pantallas se mide comparándolo con el espacio estándar RGB (sRGB). El número resultante se expresa en % de ese estándar. Cuanto mayor sea este último, más colores podremos representar.

Valores de contraste con un monitor Xiaomi

La luminosidad es la intensidad de luz máxima alcanzable (con unidades de candela por cada metro cuadrado) que la pantalla puede emitir. Normalmente varían entre 175 a 375 cd/m². Cuanto más alto este valor mejor, sobre todo en una habitación con mucha luz.Por contraste en cambio entendemos la relación entre el brillo de la pantalla completamente negra y completamente blanca. Valores entre 600 y 1000 aprox. son normales.

El refresco es importante

El refresco es el número de imágenes que se pueden representar en un segundo (expresado en Hz). Los valores típicos son 50 o 60 Hz. En monitores de uso general, estos valores son suficientes para mostrarnos una imagen estable. No obstante, son demasiado bajos a los ojos de los jugadores, para quienes este factor es fundamental.