iPad + teclado + bluetooth = Productividad.


En el caso de los iPad, un teclado (muchos de ellos convertidos en fundas y soportes al mismo tiempo) viene a complementar la productividad que podemos sacarle. No son periféricos muy caros, pero si específicos para esta tablet de bandera.

La retroiluminación del teclado puede ser muy sencilla, o bien llegar a crear efectos ondulados o iluminar únicamente algunas zonas. La retroiluminación está basada en luces LED, desde monocromo hasta RGB, para poder reproducir una gran variedad de colores. En el caso de un iPad, distrae más que ayuda, y unos tonos claros o sobrios serán la norma.

en el mercado una amplia disponibilidad de teclados, cada uno diseñado con características específicas para satisfacer necesidades particulares. Lo primero que debe considerar es la manera en que se va a usar el teclado para iPad. Si procesa muchos textos, compre un teclado de tipo ergonóimco que le brinde una experiencia de tecleo agradable y cómoda. Por otra parte, si más bien teclea números, mucho mejor comprar uno con su teclado numérico especifico.

La parte complicada para las diferentes marcas de teclados es encontrar formas de mejorar su comodidad sin disminuir sus características de productividad. Cualquier cambio en el diseño puede conducir a un decremento en la velocidad de tecleado.

Hay tres formatos de teclado: teclados completos o que muestran todas las teclas, representa el formato más grande. El denominado TKL (TenKeyLess) pues no tiene teclado numérico y su tamaño es el 80% de un FullKey. Y el compacto. El compacto tiene un tamaño equivalente al 60% del formato completo, eliminando el teclado numérico, las flechas así como la fila de teclas superior.

Elegir un teclado ergonómico de entre la ingente cantidad de modelos que hay en el mercado es una tarea complicada, como tampoco es fácil escoger simplemente en función del precio. Digámoslo claro: EL teclado perfecto para todos no existe, porque todos tienen necesidades y requisitos diferentes.