Teclado Mac. No deberías pagar más


Hay en el mercado una amplia disponibilidad de teclados, cada uno diseñado con características específicas para satisfacer necesidades particulares. Lo primero que debe considerar es la manera en que se va a usar el teclado para Mac. Si procesa bastante texto, compre un teclado de ergonómico que le brinde una experiencia de tecleo satisfactoria durante mucho tiempo. Sin embargo, si más bien teclea números, asegúrese adquirir uno que incluya teclado numérico.

Principalmente hay 3 tipos de teclado: teclados completos o que muestran todas las teclas, representa el formato más grande. El TKL (TenKeyLess) pues no tiene teclado numérico y con un tamaño del 80% respecto al teclado completo. Y el compacto. Al que llamamos compacto tiene un tamaño equivalente al 60% del formato completo, eliminando el teclado numérico, las teclas con las flechas así como la fila de teclas más altas.

Elegir un teclado ergonómico de entre la ingente cantidad de tipos que hay disponible es una tarea complicada, como tampoco es sencillo escoger simplemente en función del precio de venta. Hablemos claro: EL modelo perfecto para todos no existe, porque no todos tienen iguales necesidades.

Los tres factores más importantes a la hora de diferenciar un teclado de otro como el teclado para Mac: El ancho del teclado, que va a determinar la posición de los brazos y por tanto del resto del tronco. La altura e inclinación del teclado, que influye en la postura de la muñeca e incluso en la circulación sanguinea en tu brazo. La presión al pulsar las teclas, generando daños.

El gran desafío para las diferentes marcas de teclados es hallar formas de mejorar su diseño sin disminuir su productividad. Cualquier modificación en el diseño puede conducir a una disminución en la velocidad de tecleado.