Por fin encontramos teclados con alfabeto ruso.


Un teclado para escribir en ruso tiene características que no vas a encontrar fácilmente, desde el alfabeto cirílico a otras peculiaridades.

La parte complicada para los distintos fabricantes de teclados es hallar formas de mejorar su comodidad sin disminuir sus características de productividad. Cualquier modificación en el diseño puede producir una disminución en la velocidad de escritura.

Existen básicamente tres tipos de teclado: con todas las teclas o teclados completos, es el formato más grande. El denominado TKL (TenKeyLess) no tiene teclado numérico y con un tamaño del 80% respecto al teclado completo. Y el compacto. El compacto tiene un tamaño equivalente al 60% del formato completo, eliminando el teclado numérico, las flechas así como la fila de teclas más altas.

Elegir un teclado adecuado de entre la ingente cantidad de modelos que hay disponible es una tarea complicada, como tampoco es directo escoger simplemente en función del precio de venta. Digámoslo claro: El teclado perfecto para todos no existe, porque no todos tienen las mismas necesidades.

La retroiluminación del teclado puede ser muy sencilla, o en cambio crear efectos ondulados o iluminar únicamente determinadas zonas. La retroiluminación está basada en luces LED, desde monocromo hasta RGB, para poder representar una enorme paleta de colores.

Actualmente existe en el mercado una amplia variedad de teclados, cada uno con sus ventajas e inconvenientes. Lo primero que debe considerar es el uso que se le dará al teclado en ruso. Si teclea mucho texto, obtenga un teclado de ergonómico que le brinde una experiencia de escritura cómoda y agradable. Por otra parte, si más bien teclea números, asegúrese adquirir uno que incluya teclado numérico.